BLOG DE DECORACIÓN

Cómo elegir el sofá ideal para tu casa

Contenido

De todos los muebles de nuestro hogar, el sofá es posiblemente el mueble al que más uso le damos. Más allá de aportar elegancia con su diseño y armonía al salón, elegir bien el sofá puede influir positivamente en muchos aspectos de nuestra vida.

Un sofá tiene la cualidad de servir de apoyo en multitud de escenarios: puede sostenernos en días que necesitamos de un descanso extra, puede ser el lugar de reuniones familiares o conversaciones tranquilas con nuestra pareja o amigos, puede ser nuestra butaca particular para ver series y películas. Puede también ser un lugar desde donde trabajemos y desde donde meditemos.

Es muy importante saber elegir el sofá perfecto para tu casa y queremos, con este artículo, darte a conocer los diferentes aspectos que te ayudarán a elegir el sofá ideal para que todo lo que vivas en él sea de calidad.

Cómo elegir un sofá

Hay dos formas de comprar un sofá: de forma presencial en una tienda física o a través de una tienda online.

Para ambos casos, es imprescindible que tengas definidas las medidas del sofá que necesitas. También es importante que reflexiones sobre el uso que le darás y el número de personas que lo usarán de forma habitual.

Nosotros siempre recomendamos la posibilidad de venir a nuestra tienda para que puedas probar diferentes tipos de sofás con diferentes asientos (fijos, extraíbles, eléctricos, relax…) y diferentes tipos de respaldos (fijos, regulables, motorizados…).

De esta manera podrás sentir el sofá de diversas formas: podrás tumbarme, sentarte, reclinarte y comprobar si se adapta bien a ti, en definitiva si te aporta la comodidad que estabas buscando.

Además, si puedes visitar nuestra tienda de sofás y muebles en Alaquàs (Valencia) y traes anotadas las medidas del salón o unas fotos de los muebles del comedor, podemos ayudarte a definir mejor el estilo y el tipo de sofá que mejor encaja en tu hogar.

Cuando la compra se realiza online, valoramos mucho cuando nos llaman para preguntarnos y pedirnos opción, referencias, características.

Descubre las tendencias en sofás en nuestra tienda online y si este es tu caso, no dudes en contactar con nosotros y hacernos las preguntas que creas necesarias, para realizar la compra de tu sofá con la mayor seguridad posible.

Cómo saber si un sofá es cómodo

La altura del asiento

Es muy importante que tus caderas no queden por debajo de la altura de tus rodillas. Cuando esto ocurre, la circulación de las piernas puede generar incomodidad y además te costará más levantarte. Por tanto, que tus rodillas estén alineadas lo más posible con tus caderas te asegura mejor comodidad.

Profundidad del asiento

Deberías elegir un sofá en el que puedas apoyar bien los pies en el suelo a la vez que tu espalda está bien apoyada en el respaldo. Para ello, además de la altura del asiento, la profundidad será otro factor clave. La profundidad del asiento debería ser inferior a la distancia entre tus caderas y la parte posterior de tus rodillas para asegurarte que la parte posterior de tus rodillas no siente tensión al apoyar tus pies en el suelo.

Ergonomía del respaldo

Cuando apoyes tu espalda sobre el respaldo del sofá, es importante que prestes atención a que tu zona lumbar se queda bien cubierta y no hay ningún vacío. De esta manera te aseguras que no te deslizarás hacia abajo y lo más importante, que tu columna se relajará en una posición natural sin tensión y así evitarás dolores y molestias.

Altura del reposabrazos

Hay dos aspectos importantes a tener en cuenta en el reposabrazos:

Por una parte, cuando te sientes, la altura no debería ser inferior a tu codo para no tener que arquear la espalda. Y por otra parte, cuando te acuestas, será importante que tu cuello no esté muy tenso ni arqueado para evitar dolores o molestias cervicales.

La importancia de elegir bien los materiales

En líneas generales, un sofá se compone de una estructura, de unos cojines (asientos, respaldos, reposabrazos) y del tapizado.

Te detallamos a continuación algunos detalles a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor sofá.

La estructura del sofá

  • Las estructuras más duraderas son las de madera maciza o las metálicas. Evita en lo posible las estructuras de tablero aglomerado.
  • La base de los asientos es mejor que sea de muebles en zigzag o de cinchas entrelazadas. Evitar las bases sobre tablero.
  • Otro aspecto importante de la estructura son las patas. Las hay que forman parte de la estructura y las que van atornilladas a ella. Estas últimas garantizan más estabilidad y durabilidad. Según el tipo de material (madera, metal….) se deben tener precauciones con la limpieza del suelo. Respecto a la altura de las patas, hay hoy en día posibilidad de alturas que permiten que robots de limpieza pasen por debajo del sofá de forma fácil. En estos casos es importante, cómo comentábamos, tener en cuenta la altura del asiento para que sea cómodo y no quede demasiado elevado.

El material de los asientos y los respaldos

Hoy en día podemos encontrar variedad en espumaciones HR para asientos y respaldos o Fibra siliconada en respaldos sin mecanismos con diferentes calidades. A continuación te recomendamos materiales de una gran resistencia para evitar a que a corto plazo no se deformen.

Para los asientos, puedes encontrar asientos de muelles, asientos de visco elástica y de espuma HR de 25 a 35kg alta densidad.

Para los respaldos, puedes encontrar de plumas, de espuma HR y de fibra siliconada de baja deformidad.

Elegir el tapizado del sofá

  • Elegir un tapizado transpirable es una buena alternativa que te asegura mayor confort sobre todo cuando hace calor. Pero para que un tejido transpirable realice su función, debe de ir acompañado de un relleno que también lo sea. Si el tapizado del sofá es transpirable pero el relleno no, es posible que en algún momento lo notes. Entre los tejidos transpirables, el algodón es el que más recomendamos también, por su calidad elástica y capacidad de resistencia a la deformidad.
  • Un tejido suave y que se arruga poco es la chenilla. Tiene mezcla de tejidos naturales y sintéticos y por su característica aterciopelada genera efectos muy bonitos y diferentes, según le da la luz natural o artificial.
  • Si buscas un tejido que lleve bien el paso del tiempo y polivalente para cualquier estilo (clásico, moderno, colonial…) la piel es una buena alternativa. Los puntos débiles de la piel son la delicadeza según su grosor y la poca transpirabilidad. También su precio es más elevado
  • Otra alternativa cada vez más demandada, son los tejidos antimanchas para el sofá. Hoy en día hay tejidos que se limpian solo con agua y los fabricantes ofrecen multitud de colores y texturas ideales para cada estilo.
  • La posibilidad de que sea desenfundable y se pueda lavar es también muy valorado, sobre todo para los sofás blancos o de colores más claros.

Tipos de sofás

Hemos dejado para el final, lo que por norma suele ser lo primero de lo que hablamos: el tipo de sofá.

Hemos decidido hacerlo así, porque como has podido leer, lo más importante para elegir un buen sofá, es conocer de qué y cómo está fabricado. Una vez tienes identificado un sofá que te convence, elegir el tipo de sofá es relativamente fácil.

Te detallamos los tipos de sofás más comunes según su forma y uso:

  • Los sofás con chaise longue, son sofás en los que uno de sus asientos laterales, tiene una mayor profundidad. Esto te permite poder sentarte con las piernas estiradas e incluso, según tu estatura, tumbarte. Existen chaiselongue con arcón elevable para poder guardar objetos en su interior. Los asientos que no son chaislonge pueden ser fijos o extraíbles y de relax eléctricos. Los extraíbles permiten, al sacarlos, sentir una gran amplitud unida a la chaislonge generando la posibilidad de la superficie de una cama. Los asientos de relax eléctricos permiten ajustar la postura a la que deseamos.
  • Los conjuntos de sofás de 3+2 plazas, facilitan la posibilidad de sentarse alrededor de una mesa auxiliar y de tener mayor comunicación visual entre las personas que se sientan en un sofá y en otro. Los asientos pueden ser fijos, deslizantes o incluso relax.
  • Los sofás relax son ideales para personas que disfrutan más del sofá sentados que tumbados. Este tipo de asientos te permite levantar las piernas y reclinar el respaldo. Los hay manuales y motorizados. Estos últimos permiten ajustar la postura prácticamente al milímetro.
  • Los sofás cama, son una alternativa ideal cuando necesitas una cama extra. Ya sea un sofá cama para el salón o para habitaciones pequeñas, que te permitan ahorrar espacio sin renunciar a la comodidad ni al diseño. Hoy en día hay modelos de sofá cama muy cómodos tanto como sofá como cama y con una gran variedad de estilos.

Somos conscientes del gran valor que tiene la elección del sofá ideal, por eso nos gusta dedicarte el tiempo y la atención que necesites para que elijas el sofá que mayor calidad de vida te va a dar. Además, contamos con estudio de interiorismo propio para darte recomendaciones en cuanto a escoger el color del sofá y potenciar la decoración de tu casa.

En Muebles Miguel, disponemos desde el sofá clásico Chester a sofás estilo Chill Out para crear ambientes con personalidad.

Si tras leer este artículo, deseas más información o tienes más dudas sobre la compra o elección de tu sofá, puedes contactar con nosotros o visitarnos. Estaremos encantados de ayudarte a elegir el sofá adecuado para tu casa y para tu estilo de vida.